ROCÍO SAIZ

04.07

La pista de baile es política, la diversión nunca es tan inocente como la pintan y los dramas amorosos raramente son una experiencia intransferible. Rocío habla sobre todo lo que pasa antes, durante y después del baile: los desengaños, el sexo con y sin amor, las relaciones tóxicas, la plenitud de ser dueña de tu destino durante el máximo de horas posibles… pero también el insomnio fruto del estrés laboral y la falta de dinero y la necesidad de cierto hedonismo para olvidarse de todo de vez en cuando.

Y esto último es lo que Rocío transmite en su máxima expresión en sus directos. Llenos de sorpresas e invitados, se convierten en verdaderas celebraciones de la individualidad que equivalen a soltarse la coleta frente al espejo, despeinarse y salir de cualquier sitio con aire nuevo. Rocío nos invita a cambiar lo que tengamos que cambiar para poder fluir y celebrar nuestra esencia, para reconocernos, respetarnos y celebrarnos. Abracemos esta invitación.